patatas-barbas-casa-diego-london
PATATAS BRAVAS IN LONDON (Casa Diego)
14 noviembre, 2016
sopa-5
SOPA DE PATATAS BRAVAS (patatas bravas soup)
6 enero, 2017

Seguimos nuestra andadura bravera por Londres, poco a poco nos encontrábamos más a gusto por allí, nos estábamos enterando de la existencia de más bares de “patatas bravas”, y eso era algo muy bueno para nosotros, London era más bravero de lo que os podáis imaginar, quién lo iba a decir, tan recataditos los ingleses, con sus costumbres, rollos, etc… pero luego comían bravas como los qué más.

 

logo2

 

Con razón luego cuando vienen a España las piden tanto, porque están acostumbrados a comérselas en su país también. Así que buscamos y buscamos y al final dimos con un restaurante de alto standing, lo que viene a ser de alto nivel, seguro que habéis leído alto standing y ya se os va la cabeza a mujeres y puticluses, que españoles más españoles sois algunos, la verdad…

 

de-donde-surge-llamar-escorts-a-algunas-prostitutas-de-lujo-620x438

 

Esta vez nos desplazamos al sur de Londres también, igual que en el anterior reportaje, el de Casa Diego, podéis verlo en nuestra web o en el canal de youtube, el nuevo restaurante a visitar se llamaba “La Boquería”, para llegar hasta el os podéis bajar en dos metros, en Brixton o bien en Clapham North, el restaurante queda a mitad de distancia de ambos undergrounds.

 

la-boqueria-londres

 

La Boquería no era un bar como los anteriores visitados, sin desmerecer a Pix Pintxos y Casa Diego, ¿eh?, cada uno tiene lo suyo, los otros dos estaban muy bien. Este era un restaurante en toda regla, en inglés se diría, restaurant in all rule, más o menos… bastante lujoso o de buen ver, visto desde fuera ya se palpaba que aquello era otro cantar, en inglés, another sing, me ha dado por las traducciones, lo siento.

 

20161016_172108

 

Hacía un día lluvioso, que raro eso en Londres, pero no era de esos días de frío, se estaba bien, la verdad, nos costó bastante encontrar el restaurante, tal vez era porque íbamos paseando analizando las cosas y sacándole punta a todo lo inglés, qué si conducen por la izquierda, qué si dicen sorry a todas horas, qué si él brexit puede hacer mucha pupa a los españoles, qué si la reina de Inglaterra está muy mayor ya o qué el príncipe Carlos es muy feo, etc…, vamos, lo típico.

 

20161017_141509

Chinatown

 

Al entrar, no hicimos como en los otros bares visitados, es decir, avisar de que íbamos a hacer un reportaje sobre “las patatas bravas”, nos sentamos en una mesa y pedimos de comer, mejor dicho, pedimos la carta, que pedir de comer suena a pueblo de interior de España en los años 60.

 

20161016_164834

Barra de La Boquería

 

Los camareros eran españoles, !!ole y oleee!!, eso sí que mola, ya puestos me hubiera gustado que el camarero tuviera 55 años y con bigote, para poder llamarle jefe, eso sí que es español ¿eh?, ¿hay algo más español que estar en un bar y llamar al camarero jefe?, menudo subidón me pega solo de pensarlo, y es que un jefe, bien dicho cuando toca, y se te quitan todos los males, en inglés, all bads take off, no si al final se nota que he aprendido inglés, como que si no digo que soy español, paso por un inglés fijo.

 

20161016_164934

Vinos de La Boquería

 

El restaurante era muy bonito, nada más entrar, a la derecha tenía una barra larga, bien alumbrada por unas lámparas de diseño, en las estanterías de detrás de la barra había gran variedad de botellas de vino españolas, además de otros licores,  entrabas por un pequeño pasillo que llevaba al comedor, pero justo en ese pasillo pegada a la pared había una barra larga, estrecha de unos 30 cms, para poder dejar un plato y una copa, suelen ser las típicas barras de esperar la mesa para luego comer.

 

20161016_164844

 

El comedor estaba bastante iluminado, con muchas mesas, y al final de él, había una pizarra donde ofertaban platos y bebidas del restaurante, todo muy bien organizado, la verdad, en las paredes habían fotos de Barcelona y otros lugares, recordando a España.

 

boqueria-3

Comedor de La Boquería

 

Ya metidos en la carta, servían de todo, arroces, croquetas y como no….nuestras “patatas bravas”, ahora sí qué sí, entonces ya me destapé, entiéndase por destaparse el que ya por fin llamé al camarero jefe, al encargao vamos, más conocido allí como manager, y le planteé lo de hacer el reportaje de las bravas, llegado a este punto tengo que decir una cosa.

 

menu

Carta de La Boquería

 

“El encargao” de España, encargao y no encargado, ¿eh?,  is not the same, no es lo mismo decir bacalo que bacalado, o Bilbao que Bilbado, ¿verdad?, ¿estoy en lo cierto?, seguimos…el encargao suele ser es un tío o tía con experiencia, de algo de edad, no de 70 pero tampoco de 20 años, que está por encima de los trabajadores, que su mujer cuando va a comprar el pan, y llega a la cola, solicita acceder al primer lugar porque su marido es encargao, lo que viene siendo jefe, pero no como el de antes del bar, un encargao, es un buen puesto, y se hace con el tiempo, pero…¿¿un manager de Londres??, hay gente que llega a Londres y en menos de 2 meses ya es manager, !!cuidao eh!!, y se les hace la boca wáter de decirlo a los demás, manager o supervisor, y metemos en el grupo de estos también al Chef, en Londres a una persona que trabaja en la Tasca y calienta las berenjenas en el microondas, ya es un Chef, como diría Jesulín De Ubrique en dos palabras, IM PRESIONANTE, ya me estoy desviando del camino otra vez.

Por donde iba…

 

chef-dibujos

Chef de London

 

Nos trajeron “las patatas bravas”, y muy buenas, sí señor, con bastante salsa, como a mí me gustan, una presentación básica, en plato ovalado blanco, bastante cantidad de patatas, más blanditas que tostadas, pero de buen sabor y color, la salsa brava, como nos comentó el manager, estaba hecha a base de tomate, chili, ajo, huevo…menuda mezcla, ¿eh?, no nos quiso desvelar la combinación exacta.

 

the-best-spanish-food-in-london

Patatas Bravas “LA BOQUERÍA”

 

He de decir que este manager o encargao, no se veía inexperto y no lo meteríamos en el bote de esos que antes mencionábamos que en menos de un mes ya son “managers”.

 

comedorgente

Gente en La Boquería

 

Al lado teníamos unos ingleses, que habían pedido varios platos, uno de ellos eran unas bravas, les preguntamos qué tal, y dijeron que no les hacía mucha gracia las bravas porque picaban poco, y la verdad sea dicha, si que picaban algo, ¿eh?, igual estos ingleses eran medio mexicanos y estaba acostumbrados al chile y el picante, porque vamos… no estaban en lo cierto, en inglés, they were not in true. 

 

the-best-patatas-bravas-in-london

 

Las bravas nos costaron 4,90 libras, calidad-precio bastante bien, y más teniendo en cuenta el local en el que nos hallábamos, digo lo del precio porque en los otros sitios, no nos cobraron, y eso que insistimos, aquí tal vez, hubiera sido igual, pero hicimos una comida ya de verdad, con arroz negro, pulpo, etc… y es otra cosa, another thing, creo que esta traducción es la única que he dicho bien.

 

patatas-bravas-la-boqueria-london

“Patatas Bravas World”

 

Aclaremos una cosa, nuestra intención es siempre pagar, para no estar condicionados a una buena crítica del restaurante, pero tampoco te creas qué insistimos más de dos veces en pagar, !jeje!, para una vez en la vida que te dan algo por la patilla, en inglés, small leg.

 

boqueria-2

La Boquería de noche

 

Total que nos fuimos contentos de allí, cómo no, nos vamos a ir contentos con unas bravas así y en Londres, y ya dirigimos nuestros pasos a marear por Londres, en busca de nuevos lugares de bravas, y andando andado dimos con uno en el mercadillo de Portobello, pero eso lo podréis leer en el siguiente reportaje.

Aquí os dejamos nuestro famoso video, en el que podéis ver todo aquello que no podemos describiros con palabras, dicen que vale más una picture que a thousand palabras.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *